Es la diligencia mediante la cual el notario le da autenticidad a la firma que lleva un documento, por corresponder a aquella que previamente había sido registrada ante él por el interesado.

“El notario podrá dar testimonio escrito de que  la firma  puesta en un documento corresponde a la de la persona  que la  haya  registrado ante él, previa confrontación  de  las  dos”.[1]


[1] Artículo 73 del decreto 960 de 1970. Categoría: AutenticaciónRequisitos: 

Pasos del trámite

Acercarse a la Notaría.